gestion y administracion logo
 

Gestion de empresas

Inicio

 

Las cinco fases de la gestión

Cuando hablamos de gestión en las empresas podemos decir que la misma puede resumirse en cinco fases distintas, en donde cada una sabe destacar un aspecto importante de la gestion, nos referimos a la tarea, la cual se trata de un enfoque mecanista implementado en todos aquellos trabajos llevados a cabo por los empleados y no en la totalidad de la empresa, que además involucra un grupo de factores de los cuales podemos nombrar la selección del staff de trabajo y la aplicación de los métodos planeados de acuerdo a las medidas que se utilizan para la reducción de algún factor que lo amerite. Este conjunto de factores funcionan como si cada uno de ellos realizará una aportación determinada a lograr una eficacia máxima. Es importante tener en cuenta que el énfasis que le pongan los empleados a todas las tareas que deban llevar a cabo representa el enfoque principal de la gestión aunque el mismo se vea reducido a unas cuantas variables de la realidad empresarial.

gestion-equipoLas personas es la fase en la cual, la gestion se enfoca principalmente en los recursos humanos de una empresa; dicho enfoque de gestión tiene como función destacar a todos aquellos empleados que trabajen dentro de una empresa y en un segundo plano es la fase que se trata de las estructuras y las tareas. En este aspecto la gestión se puede dividir en dos teorías: la escuela de las relaciones entre personas y la teoría referente al comportamiento en las empresas.

La tecnología es la etapa de la gestion en la cual se debe aplicar diferentes tipos de sistemas tecnológicos con el fin de obtener la mayor eficacia posible. gestion-gerenteLa tecnología es considerada como una variable independiente de la estructura de gestión que la empresa utiliza, como variable dependiente. Incluso dentro de la línea inglesa, la corriente de tavistock comenzó a tomar en cuenta a la empresa como un énfasis social y tecnológico en el cual interactúan dos subsistemas interdependientes: el social o humano que se encuentra compuesto por equipos y tareas y por su parte la teoría situacional, que es la encargada de concentrarse en la tecnología, como así también de preocuparse por el ambiente laboral y definir un enfoque que sea algo más amplio con respecto al diseño organizacional de la gestión. Lo que constituye una manera mucho más reciente de considerar la forma y la estructura organizacional y junto con su funcionamiento. Otra de las fases de la gestion es el ambiente, que básicamente se trata de enfrentar todas aquellas demandas del ambiente laboral y de esta manera poder obtener la máxima eficacia en las actividades desarrolladas por la gestión de empresa. A causa de la influencia de la teoría de sistemas sobre la teoría de gestión, se ha logrado llegar a la conclusión que, analizando solo aquellas variables internas o variables endógenas, no se podía conseguir una amplia comprensión de la estructura y el comportamiento de las empresas frente a la gestion.

Por ello resultó muy necesario evaluar las variables situadas fuera de los límites de la entidad empresarial, que influyen directamente en todos sus aspectos estructurales y aquellos correspondientes al comportamiento. Los vínculos entre la interrelación de las empresas y sus ambientes pueden llevar a pago una mejor explicación acerca de todos aquellos aspectos estructurales de la gestión organizacional como también de los procesos operacionales utilizados por las empresas.

Por último no podemos dejar de lado la fase o etapa de la gestion que abarca a la estructura, en donde hace referencia a la planificación y la correcta organización de dicha estructura correspondiente a órganos y cargos que resultan componentes fundamentales de la empresa, como también a la dirección y el control de todas las actividades desarrolladas por la gestión. Habitualmente se comprueba que la eficiencia y la eficacia de una empresa es mucho más superior que la suma de la eficiencia de todos sus empleados y trabajadores, y que esto mismo debe lograr un alcance mediante la racionalidad, lo que quiere decir que es fundamental la adecuación de los medios (órganos y cargos) a los objetivos que se desean alcanzar. En este sentido podemos decir que la preocupación por la estructura de la gestión organizacional de una empresa representa una gran ampliación del objetivo de estudio correspondiente, de la teoría administrativa. El enfoque en que la actividad desarrollada por cada empleado se amplia a la estructura de la gestión correspondiente de toda la empresa.