gestion y administracion logo
 

Consultoria

Inicio

 

Consultoría organizacional: métodos y técnicas

El proceso de consultoría organizacional posee una amplia gama de enfoques, métodos y técnicas, los cual hace que esto sea una de las características más importantes que posee la consultoría ya que incluso aquellos clientes cuyas empresas posean problemas muy específicos, tienen la facilidad de poder encontrar a un consultor que los ayude a solucionar el problema que se les ha presentado.

De todas formas, la consultoria organizacional no solo se caracteriza por esta diversidad, sino que también posee algunos principios comunes. En algunos casos, muchos de ellos con aplicados por los consultores que se dedican a la consultoría en una empresa comercial; para ilustrar un ejemplo más claro, podemos decir que las pruebas psicológicas que suelen llevarse a cabo para los empleados, representan una técnica muy especial de investigación que puede ser empleada en algunas tareas especificas de la organización, de todos modos, son muchos los profesionales en la consultoría organizacional que se oponen a este método. Por el contrario muchos otros consultores, utilizan como recursos, todas las entrevistas hechas a los empleados para poder redactar informes que ayuden a la planificación de la empresa en cuanto a los objetivos perseguidos en cada área.

Es muy importante tener en cuenta que, independientemente de la ideología que posea el consultor, y utilizar las entrevistas como herramienta para la redacción de informes acerca del personal es una técnica fundamental en la consultoría organizacional. consultoria-organizacional-graficoPara sintetizar esto, podemos decir que un método muy eficaz de consultoria organizacional, nos señala la manera en la cual se han de abordar las dimensiones esenciales correspondientes a los cambios de clientes en las organizaciones, como por ejemplo una dimensión técnica relacionada a la naturaleza del problema de la compañía, que es afrontada por el cliente y la manera en la cual este determinado problema puede analizarse y resolverse.

La consultoría organizacional también nos ayuda en la relación que hay entre el consultor y el cliente, y la manera en la que los miembros de empresa reaccionan a las modificaciones. Por cuestiones de metodología, por lo general, estas dos dimensiones se tratan por separado, aunque en la práctica de la consultoría organizacional, las mismas no se dividen. Esto se debe a que tanto los problemas técnicos como los humanos se encuentran relacionados entre sí y es muy importante que así sea entendido este factor para poder desarrollar una solución adecuada al problema. Primeramente, el profesional que se dedique a la consultoría organizacional, debe tener como prioridad brindarle ayuda al cliente para que el mismo pueda resolver sus problemas, siempre desde un punto de vista técnico. consultoria-organizacional-personasComo es lógico, el cliente siempre va a esperar que el consultor posea amplios conocimientos en el sector que el mismo necesita ayuda y para abordar dicho problema, el consultor suele aplicar algún método que puede resultar riguroso para la identificación y solución del problema, incluyendo el acopio, la comprobación y obviamente la verificación de los hechos. Generalmente la persona que se dedica a la consultoria organizacional suele ser bastante metódico pero también suele emplear un amplio grupo de técnicas creativas en la búsqueda de nuevas soluciones factibles.

Proceso de consultoría organizacional

Como ya hemos aprendido en nuestro sitio, todo recurso que esté relacionado a la gestión y administración de una empresa posee un proceso de desarrollo, en este caso, podemos decir que el procedo de la consultoría organizacional es una actividad que se realiza conjuntamente entre el consultor y el cliente, y su objetivo principal es el de poder determinar una solución factible para un problema específico y que en un futuro esto se tenga en cuenta para posibles errores que puedan producirse. El proceso de consultoría organizacional posee un comienzo, en donde se establece la relación correspondiente para la iniciación del trabajo asignado, y un final, que se trata de la solución del problema.

Entre ambos extremos, el proceso de consultoria organizacional, puede ser subdividido en varias fases básicas, lo que implica que tanto el consultor como el cliente deben tener una actitud sistemática y metódica, pasando de una etapa a otra y de una operación a otra, siguiendo una secuencia lógica y temporal. En general cada consultor tiene su propia manera de subdividir estas etapas correspondientes al proceso de la consultoría organizacional, pero en su mayoría, se sugieren algunos modelos que comprenden de cuatro a diez etapas; si pensamos en utilizar un modelo simple del proceso de consultoria organizacional, entonces debemos decir que las cinco fases básicas con las que se tiene que cumplir son: Los preparativos para realizar el análisis del problema planteado; el diagnostico de dicho problema; la planificación de la medida que se utilizará para lograr la solución del mismo; la aplicación del método elegido para subsanar el error cometido; y la conclusión de la consultoría organizacional, que por supuesto finaliza con la solución del problema y los consejos adecuados para evitar que se vuelva a producir.