gestion y administracion logo
 

Auditoria

Inicio

 

Informe de auditoría interna

La auditoria interna de las empresas es definida como el control desarrollado como instrumento de la propia gestión y consiste en la valoración de las actividades comprendiendo el análisis de los sistemas de control interno y de todas las operaciones financieras, como también, las disposiciones legales que resulten correspondientes, con el objetivo de un mejoramiento en el control de la economía, la eficiencia y la eficacia en la utilización de todos los recursos disponibles. En la mayoría de las empresas, las nuevas exigencias con las que cuenta la auditoría interna, suelen realizarse para lograr un fortalecimiento en los procesos y las actividades que se lleven a cabo en una organización. En palabras más sencillas, la auditoria interna es un instrumento que posee la propia administración de la empresa, encargada de la valoración independiente de todas sus actividades.

Es por ello que la auditoría interna debe trabajarse como una actividad concebida para aumentar el valor y mejorar todos los tipos de operaciones que lleve a cabo una empresa, así como también, a contribuir al cumplimiento de las metas planteadas. Los servicios que brinda una auditoria interna, comprenden el examen objetivo de las evidencias correspondientes efectuadas por los auditores internos, para de esta forma, poder proporcionar una conclusión que resulte independiente y que permita clasificar el cumplimiento de todas las políticas y los requerimientos legales con los que cuenta cualquier tipo de empresa.

auditoria-interna-reunionEn toda empresa que se encuentra debidamente organizada es necesario que se cree un programa sistemático de revisión y valoración que sirva para comprobar que las responsabilidades que son delegadas han sido correctamente encausadas y que los procedimientos preestablecidos, han sido realizados de la misma forma en que estaba previsto. Además, es fundamental que en una auditoria interna, se haga una revisión periódica por algún empleado calificado para que pueda determinar que el sistema utilizado para el control interno sea el adecuado, y por medio de pruebas constantes, determine que los mismos han resultado operativamente eficientes y efectivos. En el caso de que se presente alguna falla o cambio en las condiciones existentes y que los mismos sean causantes de que el sistema de control interno sea inefectivo, el mismo debe ser reparado inmediatamente, realizando los cambios que resulten necesarios para las nuevas situaciones en las que se encuentra la compañía. Es importante que insistamos en que con la independencia de supervisión que ejerza la persona encargada de llevar a cabo la auditoría interna, sobre el cumplimiento de aquellas responsabilidades que han sido delegadas, es parte importante de su responsabilidad la obtención de pruebas que comprueben la exactitud de la situación financiera en la que se encuentra la empresa debido a esta delegación de responsabilidades.

La auditoría interna y el desarrollo de la empresa

auditoria-interna-auditorUna empresa siempre considera que la persona a la cual se le concederá la responsabilidad de llevar a cabo la auditoria interna correspondiente, debe convertirse en los ojos y los oídos de dicha empresa, teniendo en cuenta, no solo la calificación ética y moral que la persona posee ya que en este caso, estamos hablando de una funcionario que, a medida que vaya pasando el tiempo puede llegar a convertirse en el asesor de los ejecutivos que se encuentren a cargo de la administración de la compañía. Considerando la evolución que la auditoría interna ha tenido con el pasar de los años, nuevas metas han ampliado el contexto de trabajo de un auditor interno hacia un nivel máximo de importancia para la administración de una empresa.

Por último debemos decir que todas aquellas consideraciones que forman parte de una actividad tan importante para una empresa como es la auditoria interna, debemos describirla, no solo como una función que resulte independiente, sino que también debe tratarse de una función objetiva.

En este caso, se trata de disipar la imagen clásica de un auditor como juez, al tener en cuenta que la auditoría interna no se trata de una inspección rígida, sino más bien se trata de una especie de consultoría, ya que la misma se encarga de valorar los procesos de trabajo en una empresa, y ayudar a los ejecutivos a desarrollar métodos más eficaces para poder lograr los objetivos planteados en la misma.

Debemos destacar que significa un verdadero acierto el hecho de incluir en la nueva definición de la auditoria interna, un enfoque que nos sirva para evaluar y mejorar todos los procesos de control que suelen establecerse en cualquier entidad empresarial, ya que es de suma importancia que la auditoria interna se encuentre directamente relacionada y profundamente involucrada con cada proceso mencionado para que de esta manera sirva no solo como ayuda, sino también como apoyo para el cumplimiento de las metas que toda empresa se impone al comenzar su gestión.